¿Y si el Alzheimer se pudiera tratar o prevenir modificando la microbiota oral?

La enfermedad periodontal debe considerarse un proceso infeccioso bacteriano crónico. En su etiología, no hay una única especie bacteriana implicada, sino que podríamos considerarla como una infección polimicrobiana en la que estarían implicados diversos microorganismos.

Las bacterias que se han asociado más directamente con la enfermedad periodontal son Actinobacillus actinomycetemcomitans, Porphyromonas gingivalis, Prevotella intermedia, Bacteroides forsythus y Treponema denticola.

Los antibióticos se prescriben como apoyo al tratamiento mecánico de limpieza de las encías para reducir la carga bacteriana subgingival. Sin embargo, algunas especies bacterianas han desarrollado resistencia antimicrobiana debido a la prescripción indiscriminada de antibióticos y los antibióticos no solo barren las bacterias patógenas situadas en un determinado nicho, sino que también arrasarán con numerosas bacterias comensales beneficiosas para nuestra salud.

La diosgenina, una sapogenina esteroide natural, extraída del ñame y del fenogreco, posee una amplia gama de aplicaciones, tras haberse comprobado sus actividades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas.

En este estudio, los autores investigaron los efectos antibacterianos de la diosgenina sobre Porphyromonas gingivalis (P. gingivalis) y Prevotella intermedia (P. intermedia) in vitro que se evaluó mediante la prueba de contacto directo (DCT) y el Cell Counting Kit-8 (CCK-8) a los 60, 90 y 120 minutos. Además, se utilizó el recuento de unidades formadoras de colonias (UFC) y la tinción de células vivas / muertas para evaluar los efectos antibacterianos.

Los resultados indicaron que la diosgenina tenía efectos inhibidores beneficiosos dependientes de la dosis sobre P. gingivalis y P. intermedia y era capaz de actuar sobre sus biopelículas, destacándose las posibles aplicaciones de la diosgenina como un nuevo agente natural para prevenir y tratar la periodontitis a través de sus efectos antibacterianos.

La P. gingivalis, está relacionada con la aparición de otras patologías como la artritis reumatoide al provocar un inicio más temprano, una progresión más rápida y una mayor gravedad de la enfermedad, con una mayor destrucción de hueso y cartílago, pero también con otras patologías como el parto prematuro, la preeclampsia, enfermedades cardíacas o neumonías. Junto a otras bacterias como Fusobacterium nucleatum y P. intermedia, se han publicado recientemente estudios que las relacionan con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Si esto es así, es posible que en un futuro se empleen agentes que eliminen las bacterias patógenas de forma selectiva para evitar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, como ocurre con la diosgenina.

Bibliografía

No hay comentarios

Agregar comentario