Azafrán y calidad del sueño

El insomnio y los trastornos del sueño son motivos de preocupación importantes en todo el mundo, pero especialmente en las sociedades occidentales donde presentan una alta prevalencia. Además, puede generar problemas durante las actividades diarias, induciendo astenia, déficit de atención, inestabilidad anímica, ansiedad o incluso depresión. El insomnio se asocia también con una reducción del volumen del hipocampo, de los niveles de ácido gamma-aminobutírico cortical (GABA) durante el día y modificación de la actividad del núcleo caudado.

Para tratar esta enfermedad, existen fármacos eficaces, como las benzodiazepinas o los agonistas de los receptores de las benzodiazepinas, pero el uso de estos fármacos debería restringirse por su tolerancia y un riesgo elevado de dependencia, morbilidad y mortalidad con el uso a largo plazo, por lo que la búsqueda de compuestos seguros y eficientes sin efectos adversos es fundamental.

Existe una creciente e importante evidencia científica sobre la eficacia del extracto de azafrán en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, pero aunque existen estudios que demuestran que puede inducir efectos beneficiosos sobre la duración y calidad del sueño, aún no se ha investigado su efecto sobre la calidad del sueño utilizando herramientas objetivas. Por ello, se realizó un estudio controlado, aleatorizado, doble ciego, en sujetos que presentaban un trastorno del sueño de leve a moderado asociado a ansiedad. Participaron sesenta y seis sujetos que fueron aleatorizados en dos grupos, que recibieron o un placebo (maltodextrina) o un extracto de azafrán (15,5 mg al día) durante 6 semanas. Para recopilar de forma objetiva los datos relacionados con la calidad del sueño se empleó la actigrafía al inicio, a la mitad y al final de la intervención. La calidad del sueño también se evaluó mediante los cuestionarios de evaluación de sueño de Leeds (LSEQ) y el de Pittsburgh (PSQI) y la calidad de vida con el cuestionario short form-36 (SF-36). Tras seis semanas de suplementación con azafrán se observó una mayor permanencia en la cama evaluada por actigrafía, una mayor facilidad para conciliar el sueño evaluada por el cuestionario LSEQ y a una mejor calidad del sueño, latencia del sueño, duración del sueño y puntuaciones globales evaluadas por el cuestionario PSQI, mientras que esos parámetros no se vieron modificados por el placebo.

En comparación con los somníferos químicos, esas mejoras deben considerarse modestas pero interesantes e importantes en comparación con otros suplementos dietéticos y/o productos de fitoterapia, según los datos de actigrafía.

El mecanismo de acción del extracto de azafrán sobre la calidad y la duración del sueño no se conoce del todo. Se sabe que el safranal activa las neuronas promotoras del sueño del núcleo preóptico ventrolateral e inhibe las neuronas promotoras de la vigilia del núcleo tuberomamilar in vitro. En ratones, las crocinas modulan el sistema de excitación histaminérgico o colinérgico para inducir el sueño no REM. Además, el extracto de azafrán y sus compuestos activos son bien conocidos por modular los niveles de serotonina, dopamina, norepinefrina, glutamato y neurotransmisores GABA-A y la regulación de los niveles cerebrales de esos neurotransmisores por el azafrán probablemente contribuya en gran medida a los efectos positivos del azafrán en la calidad del sueño.

En conclusión, esos resultados sugieren que el extracto de azafrán podría ser una estrategia nutricional natural y segura para mejorar la duración y la calidad del sueño en la población que presenta trastorno primario crónico del sueño leve a moderado.

Fuente bibliográfica: Pachikian BD, Copine S, Suchareau M, Deldicque L. Effects of Saffron Extract on Sleep Quality: A Randomized Double-Blind Controlled Clinical Trial. Nutrients. 2021 Apr 27;13(5):1473. doi: 10.3390/nu13051473. PMID: 33925432; PMCID: PMC8145009.

Blog

No hay comentarios

Agregar comentario