HISTORIA

Valentín López Chaparro, empresario del sector de la Herbodietética, con una amplia trayectoria profesional, preocupado por la falta de ciertos suplementos dietéticos que pudieran suponer una mejora de la calidad de vida de las personas, inicia la comercialización y distribución de una marca propia y funda en 1992  la empresa Vital 2000 que se consolida con el paso de los años.

Tras su fallecimiento en el año 2008,  sus hijas Marisol y Miriam, con el objetivo principal de dar continuidad a la labor iniciada por su padre, se hacen cargo de la empresa consiguiendo que la marca Vital 2000 siga siendo referencia de calidad y prestigio.