Un estudio con un suplemento que contiene huperzina A y curcumina en pacientes con demencia y personas con deterioro cognitivo leve, demuestra mejoras significativas.

Los extractos de Huperzia serrata (HS) actúan como inhibidor de la colinesterasa y como antagonista del receptor del ácido glutámico.

Los inibidores de la colinesterasa son sustancias que inhiben una enzima, la colinesterasa impidiendo la degradación de la acetilcolina y permitiendo que ésta pueda seguir utilizándose como neurotransmisor. En la enfermedad de Alzheimer, se produce precisamente un déficit de transmisión colinérgica en determinadas áreas del cerebro, por lo que los medicamentos utilizados, pertenecen a este grupo de inhibidores de la colinesterasa, como son la galantamina, donepezil y rivastigmina, ya que aumentan la cantidad de acetilcolina en el cerebro.

Por otro lado, la neurotransmisión excitatoria glutamatérgica, un proceso importante en el aprendizaje y la memoria, se encuentra gravemente alterada en la enfermedad de Alzheimer, debido probablemente al estrés oxidativo asociado con el aumento del péptido β-amiloide. La memantina, un antagonista no competitivo, dependiente de voltaje y con una moderada afinidad por el receptor de NMDA-glutamato, induce efectos neuroprotectores en pacientes con EA entre moderada y grave, por lo que es un fármaco con propiedades neuroprotectoras y potenciadoras de la cognición que se puede combinar con otros tratamientos contra la EA.

Con estas premisas, y conociendo que la Huperzia puede actuar en los dos niveles descritos, un grupo de científicos probaron un suplemento que contiene extractos de Huperzia serrata, curcumina y otros en pacientes con demencia e individuos con deterioro cognitivo leve.

La mayoría de los pacientes con enfermedad de Alzheimer, demencia con cuerpos de Lewy y personas con deterioro cognitivo, mostraron mejorías en las funciones cognitivas, según lo evaluado mediante la subescala cognitiva de la Escala de Evaluación de la Enfermedad de Alzheimer. Las puntuaciones mejoraron significativamente tanto a las 6-12 semanas en comparación con las puntuaciones iniciales como a las 22-28 semanas. Por todo ello, los autores concluyen que este tipo de suplemento puede indicarse a pacientes con demencia, así como a personas con deterioro cognitivo leve.

Referencia bibliográfica: https://content.iospress.com/articles/journal-of-alzheimers-disease/jad171154

No hay comentarios

Agregar comentario