Si quieres unas arterias libres de colesterol, toma omega-3

Según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y publicado en la revista “PLoS ONE”, una dieta suplementada con ácidos omega 3 y más concretamente con ácido docosahexaenoico (DHA) previene la acumulación de colesterol en las paredes arteriales.

En las últimas décadas, los beneficios cardiovasculares de una alta ingesta dietética de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (PUFA), como el DHA, han sido ampliamente estudiados. Sin embargo, muchos de los mecanismos moleculares y los efectos ejercidos por los PUFA aún no se han explicado bien.

Recordemos que el depósito de colesterol en la paredes de las arterias es la principal causa de arteriosclerosis y las enfermedades cardiovasculares que se derivan, como la cardiopatía isquémica, la enfermedad cerebrovascular y la insuficiencia cardíaca, presentan una elevada prevalencia en la sociedad actual y constituyen la primera causa de muerte en España. Además dado el envejecimiento progresivo de nuestra sociedad, se estima que su incidencia irá aumentando, por lo que encontrar estrategias que protejan a nuestras arterias es un objetivo de numerosas investigaciones.

Aunque los principales factores de riesgo cardiovascular son la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes, el tabaquismo y el sedentarismo, también la pérdida de hormonas sexuales contribuye a la aparición de enfermedades cardiovasculares, como ocurre en las mujeres al llegar a la menopausia y en los hombres de una forma más gradual, motivo por el cual el presente estudio se realizó en ratones machos a los que le extirparon los testículos (orquidectomía), para simular una situación de deprivación hormonal.

Tras alimentar a un grupo con una dieta enriquecida en DHA frente a otro al que no se le administró esa suplementación, los autores observaron una mejora de los parámetros analizados como fueron la liberación de prostanoides, la formación de óxido nítrico y especies reactivas de oxígeno (NO y ROS), la respuesta vasodilatadora a la acetilcolina (ACh), así como la participación de prostanoides y NO en esta respuesta, y la respuesta vasoconstrictora a la estimulación con  campo eléctrico, analizando también el efecto de la noradrenalina exógena y del donante de NO, nitroprusiato sódico.

Todos estos hallazgos son demostrativos del efecto beneficioso del DHA sobre la función endotelial.

Fuente: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0168841

No hay comentarios

Agregar comentario